Formación en angiología para farmacias

En un primer momento, es necesario que se empiece por resaltar que la angiología es aquella especialidad de tipo médico que asume el estudio de los vasos del sistema circulatorio, en otras palabras, todo aquello que comprende las venas y las arterias, además del sistema linfático.

En ese orden de ideas, al hablar de la formación en la angiología para las farmacias, lo que se quiere hacer notar es que con este tipo de trabajo a nivel educativo con profesionales como Viata.es, los farmacéuticos se van a encontrar en unas condiciones más propicias y aptas para la atención y la toma de decisiones al interactuar con sus clientes.

Instruir a las farmacias en Angiología

Por otro lado, esta es la especialidad que también incluye la anatomía de los vasos sanguíneos, así que vale la pena pensar en las arterias, venas, capilares y la de los linfáticos, además de todos los tipos de enfermedades que se pueden presentar en relación con lo que se ha mencionado.

Como dato de interés, en España, se reconoce una especialidad médico-quirúrgica, la cual se denomina como Angiología y Cirugía Vascular, que es aquella que se encarga del diagnóstico y tratamiento de todas las enfermedades de los vasos sanguíneos, en donde se excluye el corazón y también las arterias intracraneales.

En ese sentido, al hablar de la formación en angiología, en lo primero en que se debe pensar es que esta es una especialidad que opta por actuar ante la prevención, el diagnóstico clínico e instrumental, además de brindar un tratamiento de la patología vascular.

El gran potencial de la angiología

Si no se cuenta con una idea muy cercana respecto el campo de acción que una formación de este tipo le puede brindar una persona que se involucre cada vez más a nivel académico, le proponemos que piense en las posibilidades que desde el ámbito asistencial son consideradas dentro de este sector como: las isquemias agudas de los miembros por embolia o trombosis, arteriopatías degenerativas, traumatismos vasculares, fístulas arteriovenosas, síndromes vasomotores, úlceras de origen vascular, hipertensión arterial vasculo-renal, entre muchas otras posibilidades más.

Por otro lado, en cuanto se refiere al tratamiento desde la angiología, la formación se va a concentrar en que la persona esté en condiciones de brindar un buen tratamiento médico, pero si es el caso, también se puede optar por un tratamiento quirúrgico. A grandes rasgos, esta última posibilidad puede consistir en un tratamiento endovascular o en un tratamiento quirúrgico abierto, aunque en algunos casos puede ser una cirugía de mínima invasión.

En conclusión, en términos de formación en angiología, bien vale la pena mencionar que para las farmacias puede ser una muy buena alternativa para mejorar la toma de decisiones y la atención en casos tan particulares de determinados pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *